Corpocesar cerró botadero clandestino en Chimichagua por violación a las normas ambientales

Dando estricto cumplimiento a las políticas ambientales ante las amenazas que puedan afectar a los elementos ambientales y en particular ocasionar riesgos en la calidad de las fuentes hídricas superficiales y subterráneas, la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, impuso medida preventiva consistente en suspensión de actividades de disposición de residuos sólidos en el predio “La Granja” ubicado en el municipio de Chimichagua, Cesar, ante la continua disposición de residuos sólidos, sin autorización para dicha actividad.

Esta decisión fue tomada ante las diversas medidas impuestas por la Seccional Chimichagua en conjunto con la Oficina Jurídica de Corpocesar. Los focos de malos olores y plagas vectores de enfermedades fue lo que motivó a los habitantes de la comunidad a denunciar de manera anónima esta situación que pone en riesgo el aire, agua y el suelo produciendo deterioro de los recursos naturales de esta región del departamento del Cesar.

El Coordinador de la seccional de Corpocesar sede Chimichagua, José Sabino, manifestó que, durante una visita de inspección a la zona perimetral del municipio donde se encuentra el predio “La Granja”, se evidenció un camión propiedad de la empresa ACUACHIM encargada de la recolección de los residuos sólidos, “esta verificación conllevó al cierre del botadero por conducta reiterativa y omisión a la Resolución No. 217 del 10 de octubre de 2018, emanada de la oficina jurídica de Corpocesar; al ver que no cumplía lo establecido en la normatividad ambiental”.

Así mismo, el jefe de la oficina jurídica de Corpocesar, Julio Berdugo Pacheco, explicó que otra causa de la clausura del lugar fue el incumplimiento al artículo 35 del decreto 2811, de 1974, el cual establece que: “Se prohíbe descargar, sin autorización, los residuos, basuras y desperdicios, y en general, los desechos que deterioren los suelos o, causen daño o molestia al individuo o núcleos humanos”.

Berdugo, señaló que en fechas pasadas se aperturó un proceso sancionatorio en contra del Municipio de Chimichagua y la empresa de servicios públicos del municipio de Chimichagua ACUACHIM E.S.P, por ser los responsables de la prestación del servicio público de aseo de conformidad con lo establecido en la ley 142 de 1994. Este lote está constituido por seis hectáreas de las cuales una estaba siendo utilizada para la disposición de los desechos.

Artículos Relacionados.

Leave a Comment