Adjudicada construcción de un pozo profundo y línea de impulsión para el acueducto de Río de Oro

Luego de un proceso licitatorio realizado desde la empresa Aguas del Cesar, fue adjudicado el proyecto de construcción de un pozo profundo y una línea de impulsión para el sistema de acueducto de la cabecera municipal de Río de Oro, que servirá para solucionar el problema de la falta de continuidad en la prestación del servicio de agua potable en esa localidad del sur del departamento.

En ello han hecho especial gestión el gobernador Francisco Ovalle Angarita y el gerente de esta entidad, Pedro Serrano Medina, pues mediante este proyecto evidencian su insistencia en remediar tal problema, ya que el líquido vital cobra trascendencia al garantizar calidad de vida para la población.

La obra fue adjudicada al Consorcio Acueducto Río, mientras que su interventoría la realizará el Consorcio San Miguel. En total será invertida una cifra superior a los 743 millones de pesos, procedentes de los Sistemas Generales de Participaciones (SGP) departamental y municipal.

La construcción de un pozo profundo y una línea de impulsión para el sistema de acueducto de Río de Oro, cuyo plazo de ejecución es de cinco meses y se prevé que inicie en físico la próxima semana, beneficiará a una población de más de 6.800 habitantes.  Allí se realizará una perforación exploratoria del pozo profundo, con toma de muestras metro a metro; concibe la construcción de un tanque de almacenamiento en fibra de vidrio con capacidad de 25 metros cúbicos, el suministro e instalación de 272 metros lineales de tubería para conexión del pozo profundo al tanque de almacenamiento, suministro e instalación de 359 metros lineales de tubería del tanque de almacenamiento a la planta de tratamiento de agua potable, así como la construcción de un cerramiento del pozo de 90 metros de profundidad y el tanque.

Orlando Oliveros Urueta, director técnico de Aguas del Cesar, explicó que en los últimos tiempos los efectos del cambio climático han mermado la cantidad en las fuentes de aguas superficiales que proveen a las plantas de tratamiento de agua potable de los diferentes municipios, en especial Río de Oro.  “Se pretende que con este pozo podamos captar unos cinco litros por segundo que va a servir de soporte cuando haya escasez de agua en el municipio. Este pozo impulsará el agua inicialmente a un tanque de almacenamiento de 25 metros cúbicos y de ahí se rebombeará a través de una tubería de cuatro pulgadas y 400 metros de longitud hasta la planta de tratamiento de agua potable, en donde se le hará el tratamiento adecuado para distribuirla al municipio”, añadió el funcionario.

Artículos Relacionados.

Leave a Comment